Lakshmi

Lakshi, India

Lakshmi Diosa Hindú de la Buena Fortuna, Prosperidad, Abundancia, Belleza, Procreación, y Crecimiento. Conocida también como la Diosa-Loto.

El nombre Lakshmi proviene del sánscrito y etimológicamente significa percibir u observar. Es sinónimo de Laksya que significa objetivo.

Lakshmi es la Diosa por medio de la cual alcanzarán sus objetivos, a través de la observación de ustedes mismos y de la percepción correcta del mundo.

El significado de las Diosas y Dioses Hindúes es diferente al significado occidental de Dios.
Las Diosas Hindúes representan cualidades que están dentro de nosotros, y que tienen el potencial de aflorar.

Usualmente un Dios o Diosa Hindú se representa con 4 o más manos. Lakshmi tiene dos flores de loto, una en cada mano superior; son el símbolo de nuestra pureza interna y de nuestro poder espiritual. En la otra mano derecha un mudra en señal de ofrecimiento y en la otra mano izquierda una jarra llena de tu riqueza interna. Lakshmi está rodeada por dos elefantes que son el símbolo de la Realeza y nuevamente de la Abundancia y la Prosperidad.

Está considera como una diosa universal con una conexión cósmica de gran alcance. Su compañero es el Dios Vishnu, y su mejor amigo un hombre, Ganesha (representado como el elefante sagrado). A su día de fiesta se le llama “Deepvali”, o fiesta de las luces. Lakshmi es una diosa que trae todas las cosas buenas a la luz y la vida, conduciendo riquezas materiales y espirituales en nuestro camino.

Su mito de creación es uno de lo más coloridos de todas las deidades hindúes. Se dice que nació, totalmente crecida, sobre un loto rosa que se elevaba desde el mar. De inmediato se le cubrió con piedras preciosas y fue adorada por dioses y sabios. Ellos querían que fueran a sus mundos y a sus casas, porque creían que allí donde se encontrara Lakshmi también se encontrarían la riqueza y la realización, por eso se le ofrece Deepa, para ayudarla a encontrar el camino a su morada.

Es descrita como una bella mujer india de grandes ojos oscuros, piel dorada y cuatro brazos. Vestida con Sari rojo bordado en oro. El rojo simboliza la Actividad y el oro indica Prosperidad. Aparece sentada o de pie en su trono de loto rosa, que representa la belleza, la pureza y la fertilidad. Lleva dos flores de loto bendiciendo a sus devotos, representando la evolución espiritual y la armonía en la vida. Sus brazos delanteros suelen ofrecer una bendición de protección. Su capacidad de mejorar nuestra suerte en la vida está simbolizada por las cascadas de monedas de oro que brotan de sus manos.

Sus cuatro manos representan los cuatro extremos de la vida humana: “Dharma” o la justicia, “Kama” o deseos, “Artha” o la riqueza y “Moksha” o la liberación del ciclo del nacimiento y la muerte.
Tiene el río Ganges a su servicio, y dos elefantes se muestran de pie junto a ella y la pulverizan con sus aguas, esto denota que el esfuerzo incesante, de acuerdo con el “Dharma” y rigiéndose por la sabiduría y la pureza, conduce a la prosperidad material y espiritual.

De acuerdo a la filosofía hindú, para que un decreto, petición o manifestación funcione requiere de 3 elementos:

Un Mantra: Que es el decreto mismo: Mucha Prosperidad viene en camino.
Un Mudra: Un gesto, actitud o recordatorio. En este caso es la imagen de Lakshmi
Un Sutra: El más importante de los tres. Tu intención en que las cosas sucedan.

 

Leave a Reply