Category: Reflexiones

0

La Canción del Alma

No soy ni el Ego ni la Razón. No soy la mente ni el pensamiento. No puedo ser escuchada ni descripta en palabras ni puedo ser captada por vía del olfato o de la...

0

El Amor y la Pasión

En un lejano reino, allí donde se cruzan los vientos del Este con los del Oeste, los del Norte con los del Sur, se hallaba una princesa locamente enamorada de un apuesto capitán de...

0

Desafío

  “Es imprescindible un poco de lucha. Las tormentas con sus truenos, relámpagos y tristezas, nos enriquecen tanto como la felicidad y la alegría. Oí una parábola antigua. Y debe ser muy antigua porque...

0

Eres un ángel para alguien

  Había una vez una niñita sentada en un parque. Todos pasaban por su lado y nunca nadie se detenía a preguntarle que le ocurría. Vestida con un traje descolorido, zapatos rotos y sucios,...

0

El Equilibrista

En  una  alta  montaña  había  un  viejo  monasterio  habitado  por  monjes  pertenecientes a una  hermandad espiritual muy disciplinada y austera. Aquellos “hermanos” eran grandes estudiosos de las leyes del Universo y dedicaban  sus  horas ...

1

Los Seis Ciegos y el Elefante

Cuento popular… nuestra verdad es solo la porción de realidad que percibimos. En la Antigüedad, vivían seis hombres ciegos que pasaban las horas compitiendo entre ellos para ver quién era el más sabio. Exponían...

0

El Niño Violinista

En un país remoto vivía un niño llamado Illych, amaba la música y pidió a su padre que le comprara un violín, su padre era un campesino y pensó que era un estudio complicado...

0

El Amor y el Tiempo

Hubo un tiempo en el que en una isla muy pequeña, confundida con el paraíso, habitaban los sentimientos como habitamos hoy en la tierra. En esta isla vivían en armonía el Amor, la tristeza,...

0

Sueño

  Una vez en el lugar más hermoso del universo vivía un niño llamado Sueño, el cual anhelaba crecer y conocer otros mundos. Sueño se lo pasaba por allá en lo alto, por las...

0

Una broma del maestro

  Había en un pueblo de la India un hombre de gran santidad. A los aldeanos les parecía una persona notable a la vez que extravagante. La verdad es que ese hombre les llamaba...