Tagged: Cuentos

0

Soñando

El gran maestro Chuang Tzu soñó una vez que era una mariposa revoloteando aquí y allá. En el sueño no tenía conciencia de su individualidad como persona. Era sólo una mariposa. De pronto, se...

0

Cuando el odio quiso matar el amor

En los pequeños detalles es donde se libra la batalla del odio contra el amor. Cuentan que en la historia del mundo hubo un día terrible en el que el Odio, que es el...

0

La sal de la vida

Un anciano maestro estaba ya cansado de escuchar las constantes quejas de su discípulo, así que pensó que debía enseñarle algo que le hiciera recapacitar.Una mañana le pidió que le trajera sal y cuando...

1

El amor y la locura

Cuenta la leyenda que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres… El ABURRIMIENTO había bostezado ya por tercera vez.La APATÍA se dejaba resbalar...

0

La Mariposa y La Flor

Cierta vez, un hombre pidió a Dios una flor……..y una mariposa. Pero Dios le dió un cáctus……..y una oruga. El hombre quedó triste, pues no entendió por qué su pedido llegó errado. Luego pensó:Con...

0

Pedro y el Hilo Mágico

Pedro era un niño muy vivaracho. Todos le querían: su familia, sus amigos y sus maestros.Pero tenía una debilidad. – ¿Cuál? Era incapaz de vivir el momento.No había aprendido a disfrutar el proceso de...

0

Fábula del Helecho y el Bambú

Un día decidí darme por vencido. Renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi vida. Fui al bosque para hablar con un anciano que decían era muy sabio. -¿Podría darme una buena razón...

0

Cuando el viento sopla

  Hace algunos años un hacendado poseía tierras a lo largo del litoral del Sur Atlántico. Constantemente anunciaba estar precisando empleados.La mayoría de las personas estaban poco dispuestas a trabajar en campos a lo...

0

El samurai y el pescador

Durante la ocupación, Satsuma de Okinawa – un Samurai que había prestado dinero a un pescador- hizo un viaje para cobrar a la provincia Itoman, donde vivía dicho pescador.No siéndole posible pagar, el pobre...

0

Las Tres Rejas

Un joven discípulo de un sabio filósofo, visita a su maestro y le dice: -“¡Maestro, un amigo suyo estuvo hablando de usted con malevolencia!” -“¡Espera!”, lo interrumpe el filósofo. -“¿Ya has hecho pasar por...

0

La sal de la vida

Un anciano maestro estaba ya cansado de escuchar las constantes quejas de su discípulo, así que pensó que debía enseñarle algo que le hiciera recapacitar.Una mañana le pidió que le trajera sal y cuando...

0

Como un muerto

Era un maestro que sólo tenía un discípulo al que impartía enseñanzas espirituales. Se había percatado de que el joven era desmesuradamente afectable a los juicios ajenos sobre su persona. Cierto día le dijo:...

0

El oro del avaro

Un avaro vendió todo lo que tenía de más y compró unas piezas de oro. Tras admirarlas hasta el aburrimiento las enterró en la tierra, a orillas de una vieja pared. Todos los días...

0

Dónde encontrarse con Dios

El ermitaño, en oración, oyó claramente la voz de Dios. Le invitaba a acudir a un encuentro especial con Él. La cita era para el atardecer del día siguiente, en la cima de una...

0

Cuento Navideño sobre el amor

La Cajita de Besos La historia cuenta que hace algún tiempo un hombre castigó a sus hija de 5 años por desperdiciar un rollo de papel dorado para envolver regalos. Era el papel más...

0

El trabajo de la bruja hermitaña

Un día una persona subió a la montaña donde se refugiaba una mujer ermitaña que meditaba, y le preguntó: -Qué haces en tanta soledad?, a lo que élla le respondió: -Tengo mucho trabajo. -y,...

0

“Esto También Pasará”

Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte:  Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún...

0

El viejo leñador

Hace muchos años en el norte de Canadá había un concurso de leñadores. Uno de ellos era un joven fuerte, lleno de energía cuya fama había sido acreditada durante el concurso: había ganado todas...

0

Quiero sanar!

Maestro, vengo desde muy lejos, por favor ayúdame con mis muchas dolencias. – ¿Estás seguro de que deseas sanar? Por supuesto, maestro. ¿Acaso alguien vendría a verte si no quisiera sanar? – Ya lo...

0

Crees en Milagros?

Esta era una niña precoz de 8 años, su nombre era Tess. Un dí­a escuchó a su madre y a su padre hablar acerca de su hermanito Andrew. Ella sólo sabí­a que su hermano...