Tagged: Cuentos

0

La Farmacia

  Nasrudín estaba sin trabajo y preguntó a algunos amigos a qué profesión podía dedicarse. Ellos le dijeron: -A ver Nasrudín… Tú eres un hombre muy capaz y sabes mucho sobre las propiedades medicinales...

0

Los Diez Perros del Rey

“El último rey de una comunidad tenía diez perros salvajes. Los usaba para torturar y que se comiera a cualquiera de sus servidores que cometiera un error. Uno de los criados hizo un dictamen...

0

¿Has oído el canto de ese pájaro?

¿Has oído el canto de ese pájaro? Los hindúes han creado una encantadora imagen para describir la relación entre Dios y su Creación. Dios «danza» su Creación. El es su bailarín; su Creación es...

0

Cuento de las Herramientas y el Carpintero

“Cuentan que a media noche hubo en la carpintería una extraña asamblea. Las herramientas se habían reunido para arreglar diferencias que no las dejaban trabajar. El Martillo pretendió ejercer la presidencia de la reunión...

0

El Tren de la Vida

La vida se asemeja a un viaje en tren. Con sus estaciones y cambios de vía, algunos accidentes, sorpresas agradables en algunos casos, y profundas tristezas en otros. Al nacer, nos subimos al tren...

0

Raíces Fuertes

Un día decidí darme por vencida, renunciar a mi trabajo, a mis relaciones y a mi espiritualidad. Quería renunciar a mi Vida, así que fui a un bosque a hablar por última vez con...

0

Como un muerto

Era un maestro que sólo tenía un discípulo al que impartía enseñanzas espirituales. Se había percatado de que el joven era desmesuradamente afectable a los juicios ajenos sobre su persona. Cierto día le dijo:...

0

La Paloma Real

Nasruddin llegó a ser primer ministro del rey. En cierta ocasión, mientras deambulaba por el palacio, vio por primera vez en su vida un halcón real. Hasta entonces, Nasruddin jamás había visto semejante clase...

0

Le Preguntaron a Rumi:

Maestro espiritual persa del siglo. XIII: ¿Qué es el veneno? – Cualquier cosa más allá de lo que necesitamos es veneno. Puede ser el poder, la pereza, la comida, el ego, la ambición, el...

0

¡Puedo cortar Madera!

Cuando el Maestro de Zen alcanzó la iluminación, escribió lo siguiente para  celebrarlo: «¡Oh, prodigio maravilloso: Puedo cortar madera y sacar agua del pozo!». Para la mayoría de la gente no tienen nada de...

0

El Canto del Pájaro

Los discípulos tenían multitud de preguntas que hacer acerca de Dios. Les dijo el Maestro: «Dios es el Desconocido y el Incognoscible. Cualquier afirmación acerca de Él, cualquier respuesta a vuestras preguntas, no será...

0

La Verdad

    “Cuenta la leyenda, que un día la verdad y la mentira se cruzaron. -Buen día. Dijo la mentira. -Buenos días. Contestó la verdad. -Hermoso día. Dijo la mentira. Entonces la verdad se...

0

El Saco de Plumas

Un cuento tradicional narra la historia de un hombre que calumnió gravemente a un amigo suyo y, acto seguido, se dio cuenta de que le había movido la envidia que sentía al ver el...

0

“¿Qué hacer con el ego?”

El venerable y anciano maestro y su puñado de fieles discípulos salieron a dar un paseo por el bosque en el que llevaban días de meditación, haciendo un retiro espiritual. Tuvieron así ocasión de...

0

Una prueba para el ego con sabor a chocolate

Joel había llegado hacía ya tres años a una de las más antiguas comunidades budistas del Tibet y allí ansiaba ser ordenado para convertirse en un monje ejemplar. Todos los días, a la hora...

0

Tomás de Aquino deja de escribir

Cuentan las crónicas que Tomás de Aquino, uno de los teólogos más portentosos de la historia, hacia el final de su vida dejó de Pronto de escribir. Cuando su secretario se le quejaba de...

0

Buscar en lugar equivocado

Un vecino encontró a Nasruddin cuando éste andaba buscando algo de rodillas. «¿Qué andas buscando, Mullab?». «Mi llave. La he perdido». Y arrodillados los dos, se pusieron a buscar la llave perdida. Al cabo...

0

La Esperanza

Existían millones de estrellas en el cielo, estrellas de todos los colores: blancas, plateadas, verdes, doradas, rojas, azules. Un día, inquietas, ellas se acercaron a Dios y le propusieron: – Señor, nos gustaría vivir...

0

Fabricantes de Etiquetas

La vida es como una botella de buen vino. Algunos se contentan con leer la etiqueta. Otros prefieren probar su contenido. En cierta ocasión mostró Buda una flor a sus discípulos y les pidió...

1

Abandona tu Nada

.Pensaba que era de vital importancia ser pobre y austero. Jamás había caído en la cuenta de que lo vitalmente importante era renunciar a su “ego”; que el “ego” engorda tanto con lo santo...