Celebrando tu Día

Madre amada,

hoy celebramos con gozo y alegría,
Un día más de Tú presencia en nuestras vidas
Venimos ante ti y nos inclinamos con profundo agradecimiento,

Nuestros  corazones  laten al unísono en tu palpitar  amoroso
Nos entregamos a ti, para ser acogidos en tu regazo siempre dispuesto,
Y ahí, en tu amor, en  tus bendiciones,  en tu protección,  nuestra alma descansa.

Te pedimos  Madre misericordiosa
Que la luz de tu espíritu ilumine siempre nuestro sendero
Que nuestros pensamientos, palabras, y actos,
Estén impregnados de tu bondadosa esencia.

Madre, derrama sobre todos nosotros
El aroma celestial de tus virtudes
Ayúdanos para que seamos permeables a Ti
Pues solo así en ese amor incondicional de tu corazón puro
Podremos llegar al nuestro y retornar en virtudes al tuyo
Al de tu Hijo, al de nuestro Padre.

Que tu tu amor de Madre, sea en nosotros siempre
Que tu esencia sea manifestada en nuestras vidas
Que tu amor, tu luz, tu bondad y misericordia
Sean en nuestros corazones.
Gracias Madre, porque siempre estas con nosotros

Gracias Madre, por tu mirada que solo irradia amor
Un amor que estremece hasta las fibras más profundas
Y las lágrimas ruedan en nuestras mejillas silenciosamente
De tanto gozo, tanta alegría y tanto amor Madre
Pues no ha existido un segundo de nuestras vidas
Sin tu presencia, tú aroma, tu esencia celestial!

 

Nos inclinamos ante ti  con nuestro corazón palpitante,
Encendiendo cada una de nuestras velitas en honor a ti,
Y elevando con cada una de ellas una plegaria de agradecimiento
Por todas las bendiciones recibidas en este año.

Gracias, gracias, gracias, Madre amada!!!

 

Con profundo amor,

Elizais

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply