Anónimo.

Cuando Dios te quita algo de tus manos no te está castigando, sólo está abriéndote las manos para que recibas algo mejor.

1 Response

  1. Sandra says:

    La Misericordia de Dios es grande

    Siempre deja fluir, deja ir,
    Dios sabe que es bueno para cada uno
    Sandy

Leave a Reply