Unicornos 2

Los Unicornios están regresando para ayudarnos a recordar nuestra propia Divinidad y para asistir al planeta en este momento de gran transición espiritual, elevándonos a niveles Superiores. Representan Pureza y nos recuerdan nuestro estado de Inocencia, nuestra Esencia Original; aquel momento en que nos convertimos en una Chispa Divina. Mientras que los Ángeles han sido enviados directamente por Dios, los Unicornios vienen bajo Gracia en respuesta a nuestras oraciones y son atraídos por la luz de aquellos con altos niveles de Pureza y Luminosidad, concediendo deseos a los corazones Puros.

Los Unicornios son criaturas etéricas, seres de gracia; que en el momento en que hacemos contacto con ellos, el torbellino reluciente de luz de estrellas alumbra nuestro ser, disolviendo partes oscuras de nuestra alma, y así deshaciendo karma en su presencia. Su cuerno es como un rayo láser que transmite sanación, esperanza, iluminación y sabiduría. Muy a menudo lo dirigen a nuestro Ojo Espiritual, conocido como Tercer Ojo, o a nuestro Chakra del Corazón y de esa forma recibimos información y conocimiento elevado. Transmiten belleza, dignidad, gracia, paz, gozo, claridad y transmutación. De esta forma, nos ayudan a que esas cualidades se desarrollan en nosotros.

Piensa en las personas que tienen entereza y dignidad. Nelson Mandela estuvo en contacto con la energía de estos Seres cuando estuvo en prisión. Ellos nos ayudan a afrontar nuestros desafíos con Valor y Dignidad. Cuando alguien tiene una visión muy hermosa para ayudar al mundo, los Unicornios vienen y le añaden Luz a esa persona y la acompañan mientras cumple su misión. También pueden hacer su presencia en grupos que tienen Ideales Elevados para ayudarlos a llevar a cabo sus metas y objetivos.

Estamos en un momento donde recibimos Ayuda Divina de todas partes del Universo, para poder pasar con más facilidad por nuestros procesos de vida y así evolucionar y ascender a planos superiores de conciencia. Lo único que tenemos que hacer es pedir ayuda y abrirnos a recibirla. Mantente atento y escucha. Y al recibir agradece.

 

Alicia Saa

Leave a Reply