Tao Te Ching – 8

 

 

La persona sabia vive como el agua. El agua sirve a todos los seres y no exige nada para sí. El agua permanece más bajo que todos. Y en esto es parecida a Tao.

La vida debe seguir el principio de la naturalidad.

¡Sigue el sendero del corazón! ¡Sé afable!

¡Di sólo la verdad!

¡Dirige observando el principio de mantener la tranquilidad!

Cada acción debe ser factible y oportuna.

Quien no procura estar delante de los otros puede evitar muchos errores.

1 Response

  1. Sandra says:

    Ser fluido como el agua de un río
    Es uno de mis pensamientos favoritos
    Me encatan estas enseñanzas
    Gracias por compartirlas

Leave a Reply