Siempre Tu…

Que siempre encuentre tu mano extendida,

que tu sutil roce llegue a mi corazón

con el aroma de tu hermosa divinidad,

con el manto amoroso y eterno

cubierto de gotas cristalinas de rocío

que refrescan  e iluminan mi continuo caminar

 

Que puedo yo ofrecerte ante tal magnitud…

Mi corazón pleno de gozo en Ti,

mi ferviente anhelo de que siempre, siempre

mores en mi vida, en mis pensamientos, en mi corazón.

 

Divina presencia que moras en mi

que seas la luz resplandeciente

que me permita iluminar mis tiempos

que sea tu sabiduría infinita

que se filtre suavemente

en mis momentos de inconsciencia.

 

Te ofrezco mis manos, te ofrezco mi corazón

te entrego lo que soy, como también lo que  no soy

para que Tu, en tu infinito amor y misericordia

plasmes en mi, tu aroma, tu divina presencia

y que mis palabras fluyan impregnadas de Ti,

y mis cuerpos dancen al unísono,

en alegría y gozo infinito,

porque eres Tu, siempre Tu

quien guía mi vida, quien respira en mi

quien mantiene mi jardín interno en flor

quien moldea mis sentidos terrenales

en armonía perfecta con mi verdadera esencia.

 

Sí, siempre recordare en tu regazo, quien soy,

tu pequeña y hermosa flor que renace en Ti

y  va entregando sus pétalos en Tu corazón.

 

Eli Arbol

Elizais Agosto 6, 2015

 

 

 

 

Leave a Reply