Ser Maestro

El Cielo no se preocupa de los medios que poseéis, sino del uso que hacéis de los mismos. Lo que para él cuenta no es vuestra ciencia, vuestra clarividencia o vuestros poderes, sino vuestro altruismo. Podéis poseer ciencia, clarividencia y poderes; mientras no seáis altruistas, aunque los humanos os reconozcan como Maestros, el Cielo no os reconoce como tales.

La desgracia para los humanos es su falta de discernimiento: si encuentran a un verdadero Maestro altruista, desconfiaran, mientras que al primer advenedizo que les engañe con falsas apariencias, presentándose como un Maestro, le seguirán. En realidad, un verdadero Maestro nunca os dirá que lo es, nunca; dejara que vosotros lo sintáis y lo comprendáis; no tiene prisa en ser reconocido.

Por el contrario, un falso Maestro no tiene más que una idea; la de imponerse a los demás. Para poder guiar a los demás, antes se debe haber adquirido las virtudes necesarias: la sabiduría, el amor, la pureza, la fuerza, el altruismo.

 

Omraam Mikhaël Aïvanhov

1 Response

  1. Sandy says:

    Me encanta la claridad de este mensaje
    Como nos enseña
    Quien es un verdadero maestro
    Tantos maestros en nuestras vidas , tan sutiles , tan sencillos

    Sandy

Leave a Reply