San Silvano

“Si quieres orar con el espíritu y el corazón unidos y no lo alcanzas, reza con los labios y fija tu espíritu en las palabras de la plegaria. Con el tiempo, el Señor te dará la «oración del corazón» y orarás con facilidad y sin distracción.”

 

Leave a Reply