Sálvanos de las Redes del Engaño

 

Taimadamente nos engaña el pescador, lo transitorio. Nadamos en las aguas poco profundas de la falsa certidumbre de estar a salvo, mientras una red letal de ignorancia se cierne sobre nosotros. En la diaria redada, muchos hombres son atrapados; pocos escapan.

¡Oh Inmesurable misericordia!, sálvanos de los temibles redes de los apegos materiales . Haz que podamos sumergirnos hasta las silenciosas profundidades del mar de la comunión divina y volvernos incapturables.

 

Aporte: Rosalbita Altamirano
PARAMAHANSA YOGANANDA

1 Response

  1. Sandra says:

    Gracias por compartir estas palabras del maestro Yogananda,
    Sencillas y claras para ayudarnos a ser más espirituales.

    Sandy

Leave a Reply