Navidad

Pesebre
El verdadero sentido de la Navidad según las enseñanzas del maestro Gerardo Schmedling Torres.

La Navidad (El Renacimiento)

Qué hermoso y sin igual momento para que cada persona se detenga un momento, y reflexione acerca de la forma como ha estado aprovechando su vida para el desarrollo de sus únicos propósitos fundamentales y que todos compartimos: Aprender a ser feliz por sí misma, no como euforia sino como cero sufrimiento; Aprender a tener paz interior que no perturba nada externo, y lo más importante: Aprender a amar expresado como comprensión de los procesos evolutivos necesarios, tanto de los propios como los de los demás, que se expresa como disposición a servir incondicionalmente, con alegría y entusiasmo.

Cuando alguien está en la búsqueda sincera y decidida de reorientar su existencia para encontrar un mayor desarrollo espiritual y, a través de él, un mayor nivel de satisfacción personal en todas las áreas de su vida, tiene la oportunidad, se hace correspondiente, con la obtención de información para apoyar este propósito, directamente de los Maestros Guías de la Evolución Humana. Esa información está disponible precisamente en esta época de Renacimiento y no solamente como información general para la humanidad, sino también específica y sumamente valiosa para que cada quien pueda aprovechar de la mejor manera, esta época de renovación, de siembra para la prosperidad. Jesús dijo: “Buscad el Reino de Dios en vuestro interior. Todo lo demás se os dará por añadidura”. Ésta es la mejor época para dejar de correr tras las añadiduras…

La temporada navideña se inicia el 7 de diciembre, día de la INMACULADA, sinónimo de virgen pero aún más, de PURA. Y está muy bien que sea el día de las velitas en nuestro medio por el significado de purificación en el fuego (luz), para apartar las tinieblas (ignorancia) y limpiar la mente que será el pesebre donde nazca el Niño Dios. María, madre de Jesús, fue y seguirá siendo símbolo de pureza de pensamiento y de corazón, que las tenía de sobra.

PESEBRE es el lugar donde comen y DUERMEN las bestias: las limitaciones de la mente, del ego. El alimento de las bestias es el pienso (¡sí, “pienso”: la mente!) que es, pues, PURA PAJA. El burro es la mente indómita, la terquedad. La vaca o el buey simbolizan la PACIENCIA que hay que tenerle al burro. El pesebre es entonces la PERSONALIDAD. La entrada de Jesús a Jerusalén, montado sobre un burro que pidió sin amansar pero montó triunfante, significa el dominio sobre la mente, después de 40 días de ayuno en el desierto: 40 días de pensamientos puros limpian la mente. No se trata de días sin comer, sino de ver qué comemos; qué pensamos. Es una promesa sagrada: 40 días de ayuno de los pensamientos simbolizados en la expulsión de aquellos que son mercaderes y ladrones de nuestra energía. ¡Hay que sacarlos, sin contemplaciones, de nuestro templo mental.

NOVENA: (Diciembre 16 al 24) significa la preparación del pesebre (mente) llenándola de Inocencia, Amor Activo, Humildad, Verdad, Armonía, Disposición al Servicio, Seguridad en la fe y Alegría Interna. Los villancicos, al menos la mayoría, tienen un profundo sentido de Amor: “Ven a nuestras almas, Ven… no tardes tanto”.

NAVIDAD: (DICIEMBRE 24 AL 25) Significa nacimiento del Niño Dios (Conciencia Pura) en nosotros, y el advenimiento del Reino Soberano del Amor a la experiencia humana o liberación del sufrimiento. El invierno es, ante todo, estación del recogimiento. El 21 de diciembre, día del solsticio de invierno, es la época en la cual los maestros inician una serie de “reuniones” que se extienden hasta el 6 de enero, con el fin de evaluar y reorientar los procesos de la evolución humana, en el planeta Tierra. De toda la humanidad y de cada uno de nosotros.

REGALOS: Significan los dones de la Consciencia que compartimos desde el corazón con todos los seres amados. Nada que ver, pues, con todo el jolgorio comercial. No tienes que gastarte lo que a veces ni tienes, pero sí tienes una fuente inagotable de regalos. Regala a manos llenas tu Amor, tu Paz, tu Armonía! El mejor regalo es aquél que nace de tu corazón. Los resultados te sorprenderán. Pero no me creas, ¡ensáyalo!

PASCUA: (diciembre 25 a enero 6) significa la fiesta solemne de la resurrección (Renacido: nacido dos veces. Una vez de la carne y otra del espíritu), cuando se celebra la llegada del Nuevo Gobierno del Amor: el Niño Dios que nace en nosotros sobre el pesebre (la mente). En línea con otras palabras de Jesús: “En verdad, en verdad os digo que quien no nazca dos veces, no entrará al reino de los cielos”.

REYES MAGOS: (enero 6) Significa la entrega de todo el Reino al gobierno del Amor. Los tres reyes son tus instintos, tus emociones y sentimientos, y la parte densa y confusa de tu mente. Ellos se entregan al niño: El Nuevo Rey.

Leave a Reply