Autor desconocido

El santo es como el árbol del sándalo, que entrega su perfume aún al hombre que lo está talando.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.