Esperanza

A mi querida Elizabeth la conozco desde hace varios años y siempre he tenido admiración y respeto por ella, hemos sido como hermanas, aun desde otra vida y hemos compartido trabajos juntas desde que hicimos Reiki.
Es un ser muy espiritual y cuenta con compañía y ayuda celeste.
Es dedicada a su trabajo y lo hace con mucha fuerza y al mismo tiempo con dulzura.
Consigue cambios increíbles y visibles en quienes realiza tratamientos.
Es un persona leal y franca y una amiga incomparable.
Muy apreciada por todos y en especial por mi familia.
Es una alegría tenerla con nosotros.