Tagged: Reflexiones

1

Principios de la Felicidad

Todos los seres humanos aspiran llegar a la felicidad, pero siempre sitúan esta felicidad más allá de lo que tienen en ese momento, la ven como si fuera algo que tuviera que alcanzarse, como...

0

Parábola del Pozo de Alquitrán

Imagínate a ti junto a muchos otros seres humanos, en un pozo de alquitrán, cubiertos de alquitrán de la cabeza a los pies, incapaces de moverse rápidamente de un sitio a otro debido al...

0

Origen Mental de las Enfermedades Crónicas

Cuando luchamos por recuperar la salud perdida, a menudo solemos prestar mayor atención al poder avasallador de la enfermedad en lugar de concentrarnos plenamente en la posibilidad de sanar; en esta forma, permitimos que...

1

La Abundancia

La abundancia no es algo que nosotros adquirimos; es algo que nosotros sintonizamos. La abundancia es un estado del Ser. La abundancia es el estado en el cual sientes que tienes todo lo que...

0

Tú eres la fuente

Nadie te da nada, tú eres la fuente. Vas a recibir lo que des. Das quien estás siendo, pues esto te estás dando. Lo que estás dando, es lo que estás siendo. Lo que...

0

Aprende

  Aprende a convertir tus plegarias en vivencias ya que orar es más que hablar y pedir, orar es amar. Logra que tu oración sea vida y que tu vida sea oración y busca...

0

Brilla en ti!

Tu….escucha, brilla con tu propia luz Deja que emerja de tu corazón libremente No brilles a través de la luz de otros O no permanezcas placido en su sombra! Y mucho menos manipules para...

1

Las Tormentas

  Cuentan que un día un campesino le pidió a Dios le permitiera mandar sobre la Naturaleza para que –según él – le rindieran mejor sus cosechas. ¡Y Dios se lo concedió!   Entonces...

1

La Humildad

Caminaba con mi padre, cuando él se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio me preguntó:“Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas alguna cosa más?” Agudicé mis oídos y algunos segundos...

0

Semillas

  Había una vez …… Un hombre que cogía cada día el autobús para ir al trabajo. Una parada después, una anciana subía al autobús y se sentaba al lado de la ventana. La anciana...

0

No olvides..

Como el elefante, que cuando sabe que va a morir regresa a su lugar de origen, igualmente tú, cuando sientas que has caído en lo más profundo, que no puedes salir y no encuentras...