Sandy

Siento tanto honor al escribirte estas palabras , tanto amor que las lágrimas salen fácil de mis ojos , pero son la lluvia del alma , lluvia de cristales de un sentimiento sincero.

Del andar en esta vida, Podría yo decir muchas cosas , contar una larga historia de mi vida , describirme, mis existencialismos, sueños, etc. Siempre estamos definidos por nuestras relaciones , siempre estamos relacionándonos.

Elizabeth, no abriste en mi ventanas, me hiciste cruzar puertas, me enseñaste a relacionarme conmigo misma, A cruzar cada puerta al interior , a ser capaz de responsabilizarme de mi ser, la consciencia recibida por ti día a día , ha sido lo más grandioso que me ha pasado. Entendí el significado de la vida, no como cuentos de hadas, no como película de terror, solo como es; sencillo, una escuela , un camino! Pero como caminar afuera, si el caminante no sabe a donde va?

Tu has sido quien me llevó a encontrarme a mí misma, a mirar adentro de mi. No hablo de la transformación mía, porque entonces estás palabras serían sobre mi y no sobre ti. Pero si quiero recalcar que tú me has llevado a ser un nueva persona.

A Recordar que yo era quien iba por el camino y no que el camino me llevaba sin destino , eso has hecho en mi, el destino, ahhh que bello, el destino es Dios. Siempre he creído en Dios, he sido religiosa y algo espiritual, pero de tu mano interiorice a La Divinidad, Aprendí a meditar!

No hemos hecho terapias, prácticamente te has encargado de hacerme crecer, con amor ,y con “palmaditas” como dices tú cuando me las he ganado , jajajaja Y si que he llorado, pero también soy tan feliz porque cuando miro con claridad mi camino y reconozco en mí todo lo que soy, Eso es gracias a tí.

También tengo que hablar de la sanación física, porque a distancia siempre me has acompañado, he tenido momentos en que tu sanación me ha ayudado a recuperarme y sobrellevar procedimientos difíciles de una mejor manera .

Has ayudado a los míos, A quienes conoces y a quienes no , como amig@s , familiares. También he visto tu ayuda con personas que han trascendido de esta vida y les has dado tu guía y apoyo para que continúen su camino de manera tranquila.

Compartí contigo de una manera muy especial en Perú y con nuestra querida Ivonne, que momentos mágicos, allí te vi de esa manera tan amiga, como una madre, como un ángel, como una maestra, como una mujer, que tiene una vida tan humana como todos los que estamos aquí. Llevando situaciones, aprendiendo, reconociendo tus sufrimientos, tu luz y tu oscuridad.

Nunca has dicho que seas esto o aquello, eres como eres , con esa vibración especial, llevando a todos quienes te conocemos un cambio interior , sin pedir nada a cambio, con la alegría que te da de ver que a quienes nos has tocado nos diste un empujón hacia nuestro interior , nos hiciste recordar quienes éramos y cuál es el camino para nuestro anhelado destino, Dios.

Decir quien eres para mí, no sería comprendido por muchos , pero tu lo sabes y es la felicidad eterna en mi corazón,

Te amo