Rosalbita

Deseo dar testimonio de los beneficios recibidos por intermedio de Elizabeth Illera, a través de las sesiones de Reiki, las cuales han constituido para mí, una fuente de sanación, no sólo física, sino, espiritual.

Sus enseñanzas sobre la humildad, sobre el perdón desde el amor, me han llevado a un cambio trascendental en mi vida, que se abrió a un universo nuevo de espiritualidad, de comprensión y de esperanza.

La grandeza de sus enseñanzas, se extiende en la cotidianidad de mi vida y desde ellas, me levanto e intento caminar como un ser nuevo, que conoce más de sí misma, que paso a paso, ha aliviado viejas cargas, contando con su escucha sabia, diligente y generosa, como la de una madre espiritual que te acompaña, a la vez que te alienta.

Mi Gratitud hacia Elizabeth es y será infinita.