Mi experiencia

Experiencia de Iniciación como terapia para tratamiento de fertilización

Soy una chica española de 47 años, casada y con un niñito de 2 años y residencia en Miami. Me inicie al reiki hace 3 años con Elizabeth Illera, como terapia de apoyo a mi tratamiento de fertilidad.

En general mi experiencia de Reiki ha sido transformadora y positiva en todos los sentidos (desde un punto de vista físico, emocional, profundamente espiritual y transcendental).

Mis sesiones fueron preparativas y acompañantes a un proceso rutinario de fecundación “in vitro” (desde la fase de estimulación de ovario, extracción de ovocitos, transferencia del embrión y finalmente el comienzo de embarazo).

Durante este periodo, Elizabeth me preparó para lo inesperado y me permitió desarrollar mucha fe en el proceso, y cultivar la aceptación. Me hizo entender la importancia de saber escuchar mi cuerpo, balancear e integrar todos los aspectos y emociones diarias manteniendo un equilibrio entre el deseo inmensamente personal de la maternidad y la ansiedad que el proceso me generó. Trabajó conmigo diariamente todos los detalles, neutralizando cualquier energía negativa y proporcionándome con una perspectiva de saneamiento y balance continuo de mis emociones y bienestar.

Nunca me he sentido tan protegida, tan escuchada, tan comprendida y tan respaldada como en esta vivencia. Esta experiencia me hizo crecer mucho, me preparó para una aventura de vida que conllevó a capítulos inesperados y sorpresas que solo se entienden con el paso del tiempo y la madurez personal. Me preparo y me reforzó para ser, no solamente madre, sino también mejor persona y esposa.