Maestros

 

A veces pensamos que solamente podemos lograr la iluminación o la realización por medio de la guía o de la mano de un maestro iluminado. Es maravilloso ir de la mano de ellos, seguir sus enseñanzas e ir haciendo nuestra vida mas conscientes de quienes somos y hacia adonde vamos, con el apoyo del Padre y la bendición de los maestros.

pero la verdadera iluminación y elevación de nuestra conciencia realmente depende de nosotros mismos de que cada momento o circunstancia en nuestras vidas vaya despertando nuestras memorias, que podamos ir discerniendo en nuestro corazón dejando que la sabiduría divina de nuestro ser nos permita procesar, discernir comprender y expresar las verdades que están en perfecta resonancia con las verdades universales, que nuestra vibración nos eleve a un nivel donde solo el amor la comprensión y la bondad sean expresadas en perfecta coherencia con nuestro interior y de esta manera consciente podamos tocar también las vidas que nos rodean para que cada persona vaya recordando su verdadera esencia y sienta el anhelo profundo de búsqueda, de renacer y abrir sus ojos y su corazón interno a su verdadera realidad.

Los maestros están siempre representados en cualquier persona, circunstancia, momento, espacio, situaciones que llegan a nuestras vidas muchas sin veces sin buscarlas aparentemente pero olvidamos que es nuestro ser el que realmente sabe todo lo que necesitamos elaborar y permite que pasemos por momentos necesarios para que tengamos la oportunidad de responder a ellos con nuestros sentidos densos y elevarlos para poder aprender de ello, laborarlos y atesorarlos como experiencias de vida en este plano que me permiten elevar mi conciencia a otros planos.

Estoy profundamente agradecida con Dios por todos los maestros que me han acompañando siempre, de los que soy consciente como también de los que amorosamente esperan mi momento para permitirles su guía amorosa. Pero también te agradezco Padre por todas aquellas personas que han pasado por mi vida que me han permitido verme como espejos que reflejan mis fortalezas pero también mis debilidades, por los días difíciles como los plenos de felicidades, por todos los sentimientos, pensamientos o emociones que despertaron en mi, porque gracias a todos, mi vida se ha ido transformando en un manantial en el cual no solo puedo beber de la luz que mi ser interno me entrega sino que me ha dado la posibilidad de seguir entregando Tu luz y Tu consuelo a quienes Tu vas trayendo en mi caminar.

También te doy gracias por todas las bendiciones, claridad y serenidad que me has entregado a través de la naturaleza, inseparable para mi en esta encarnacion, tu dulzura y tu paz reflejada en ellos que entregas a manos llenas en cada flor, rio, montana, animalitos que con su luz y su amor incondicional llenan mi corazón y mi vida día a día.