Chakras y Mantras

En la antigua India, los yogis entonaban mantras para ayudar a incrementar la resonancia de los chakras. Este canto consciente e intencionado se llama bija mantra y es una excelente herramienta para mejorar las funciones de nuestros centros de luz. El uso de los bija mantras tiene un efecto armonizador en todo nuestro cuerpo, ya que transforma la vibración que circula por cada uno de estos centros de energía.

Este sonido o frase que concentra un poder cósmico, libera energía mística que es capaz de despertar y modificar el estado de consciencia. Los mantras, son usados también para convocar la fuerza de la divinidad y disfrutar de sus beneficios. Al repetir muchas veces un mantra o hacer “japa”, la vibración que se origina recorre el cuerpo tanto física como mentalmente. Es decir que cada partícula “canta perpetuamente su canción”, produciendo patrones rítmicos de energía.

Se establece también una conexión entre los chakras y los cinco elementos que se les conoce como Bhutas. Cada uno de estos elementos; la tierra (sólido), el fuego (energía, calor), el agua (líquido), el aire (movimiento) y el éter (espacio), llevan asociado un sentido sensorial vinculado a un chakra y un bija (semilla) mantra que corresponde a cada uno de ellos. Se alinean y actúan a partir de los 5 primeros chakras que son los principios de densidad propios de todos los medios manifiestos. No hay ningún elemento vinculado a la Tierra asociado a los chakras superiores.

El sexto chakra se asocia con la mente que, se considera, está más allá, o es anterior al estallido que provocó la aparición de los elementos. El séptimo chakra es la consciencia en sí misma, que es anterior a la mente o la fuente de su manifestación. Todo lo que existe en el universo, también existe dentro del ser humano, Mientras todos estos elementos estén en equilibrio en el Universo y en el ser humano, todas las actividades universales y la salud de las personas permanecen en orden y sin trastornos.

 

– El Primer chakra o Muladhara.

Se encuentra en el plexo sacro en la base de la columna vertebral donde reposa la Kundalini. El bija mantra del muladhra o chakra raíz es LAM. El canto de este mantra incrementa la influencia del elemento tierra en el cuerpo y está asociado al sentido del olfato, su órgano de percepción es la nariz.. Esto ayuda a la persona a trabajar en sus arraigos, tener bases sólidas que le permitan fortalecer su estabilidad y estar presente en el mundo. En su aspecto sexual se estimula con el incienso, el sudor fresco y olor de secreciones genitales. Su energía es la de Supervivencia.

En el cuerpo, el elemento tierra, Prithvi, conforma lo sólido, confiere la dureza del cuerpo humano, presente en los huesos, cartílagos, uñas, piel, músculos y tendones.

Una afirmación para este chakra: Estoy a salvo.

֍   ֍   ֍   ֍   ֍   ֍   ֍ 

 

–El Segundo chakra o Svadhisthana.

Se encuentra en la pelvis, justo en el plexo prostático u ovárico. El bija mantra del chakra svadhishtana es VAM. Entonar este chakra ayuda a incrementar la influencia del elemento agua en el cuerpo. Las cualidades del agua están relacionadas con la suavidad y la pureza y es precisamente estas aptitudes las que se acentúan en el cuerpo. Nos permitimos desarrollar vínculos de amor incondicional, conectarnos con nuestros sentimientos y dejar que ellos fluyan armoniosamente. Se relaciona con el agua, su sentido es el gusto, su órgano de percepción es la lengua y se activa con la saliva, el sabor salado de la transpiración.

Su energía es la de procreación y esta asociado con las emociones y la sexualidad.

En el cuerpo, el elemento agua, Ap, lo conforma lo líquido, los fluidos del cuerpo, se manifiesta en las sensaciones del tubo digestivo, aparato respiratorio, glándulas salivales, etc.

Una afirmación para este chakra: Tengo raíces, soy creativo.

֍   ֍   ֍   ֍   ֍   ֍   ֍ 

 

–El Tercer chakra o Manipura.

El bija mantra del Manipura chakra es RAM, y se encuentra en el plexo solar. El canto de este mantra aumenta la influencia del elemento fuego en el cuerpo y en la mente y se relaciona con el sentido es la vista, sus órganos de percepción son los ojos. Estimula la capacidad de discernimiento y de distinguir entre la verdad y los dramas de la vida. Las cualidades calientes del fuego también favorecen el desarrollo de virtudes como el coraje, la confianza y la motivación para seguir adelante y emprender proyectos personales. En este centro radica el respeto y amor a nosotros mismos. Sus correspondencias son el poder personal y la energía personal y la energía metabólica.

En el cuerpo, el elemento fuego, Thejo, lo conforma el calor corporal, metabolismo, presente en el sistema digestivo, materia gris del cerebro y retina que percibe la luz.

Una afirmación para este chakra: Tengo talento, soy especial y único.

֍   ֍   ֍   ֍   ֍   ֍   ֍ 

 

–El Cuarto chakra o Anahatha.

Corresponde al plexo cardíaco, localizado hacia el esternon y el bija mantra del anahata o chakra corazón tiene como mantra la sílaba YAM y se asocia con el amor. Este mantra permite tanto en el cuerpo como en la mente el aumento del elemento aire. Se relaciona con el sentido del tacto, su órgano de percepción es la piel y su órgano de acción es la mano.. Anahata nos permite entrar en la consciencia de cuánta capacidad de amar y ser amados tenemos. Desde él fluye la energía del amor, la compasión, la unión con todo lo que se manifiesta en el mundo como energía divina; la armonía, el amor de pareja y de familia, la amistad, el amor hacia nosotros y la conexión con la existencia. El adecuado flujo pránico en este centro energético ayuda a mejorar la claridad mental y de los pensamientos y desacelerar la agitación de los mismos. Esto tiene un impacto en la manera que comprendemos y digerimos la información interior y los estímulos externos.

En el cuerpo, el elemento Aire, Vayu, conforma lo gaseoso, el aliento vital o prana, presente en los músculos, las pulsaciones cardíacas, la expansión y contracción de los pulmones, los movimientos del aparato digestivo y la actividad del sistema nervioso.

Un afirmación para este chakra: Yo Soy Amor.

֍   ֍   ֍   ֍   ֍   ֍   ֍ 

 

–El Quinto chakra o Vishuddha.

Se encuentra en la garganta y corresponde al plexo laríngeo. El bija mantra del vishuddha o chakra garganta es HAM y se pronuncia “jam”, se asocia con la comuicacion y la creatividad y su elemento es el sonido. Rige el elemento espacio y el sentido del oído. Este chakra esta vinculado con el sonido y la comunicación. Cantar este mantra facilita el aumento del elemento éter. Este es el centro energético de la comunicación, ya sea verbal o artística. La autoexpresión se refleja de diversas maneras, desde cómo vestimos o adornamos hasta cómo transmitimos ideas y puntos de vista. En definitiva, cuando este chakra está en balance encontramos los medios para ser y decir libremente, para fluir sin represiones ni auto censuras. Su energía se activa con la escritura, el canto, el expresarse con claridad y saber escuchar. La palabra es una de sus herramientas. Vishuddi es muy sensible ante cualquier desequilibrio, por ello debemos prestar especial atención a todo lo que decimos.

En el cuerpo, el elemento espacio, Akasha conforman el éter, el vacío, todos los orificios del cuerpo, la boca, la nariz, el tubo digestivo, las vías respiratorias, los capilares, los tejidos, las células.

Una afirmación: Tengo voz, presencia, llego a otros.

֍   ֍   ֍   ֍   ֍   ֍   ֍ 

 

–El Sexto chakra o Ajña.

Es el plexo cavernoso en el centro del cráneo, a la altura del entrecejo, por lo que su elemento es la mente, se asocia con con la clarividencia, la intuicion y la imaginacion y su elemento es la luz. El bija mantra del ajna chakra o tercer ojo es KSHAM, es quien realmente gobierna la conciencia para recibir y enviar mensajes al cuerpo en general. Entonar este mantra contribuye a aumentar el elemento éter en el cuerpo físico y en el cuerpo sutil. El ajna chakra es el ojo interno de la percepción y cuando aumentamos la vibración de este centro, hay una mayor comprensión y conciencia de quiénes somos. Trascendemos el plano físico, e incluimos otros ámbitos de la existencia. Desarrollar una mayor conciencia sobre quiénes somos, supone desterrar el protagonismo del ego como conductor de nuestra vida y nos permite ser conducidos por luz interna del alma.Su mantra es similar al Sahasrara, el último chakra. En este chakra reside el poder de la percepción, la intuición y la clarividenciade; la visualización, y el poder hacer realidad los pensamientos.

Una afirmación: Conozco el camino.

֍   ֍   ֍   ֍   ֍   ֍   ֍ 

 

–El Séptimo chakra o Sahasrara.

No tiene elementos corporales pues supone la elevación total. El bija mantra del chakra corona o padma sahasra chakra es OM, radica en lo mas alto del craneo. La vibración de este mantra aumenta la influencia del elemento éter en los cuerpos físicos, sutiles y causales. Cuando aumenta la vibración de este chakra, una persona se da cuenta de su verdadera naturaleza, comprende que no existe separación real entre el ser de luz que uno es y la conciencia universal. Se vincula con el conocimiento, la comprension, a la consciencia trascendente y su elemento es el pensamiento, que comienza resonando en el inferior y culmina en el superior.

Aquí reside la consciencia, la conexión con nuestra existencia sutil y con el plano divino. Es la puerta de encuentro con Dios, la puerta a la consciencia pura.

El mantra para el séptimo chakra es permanecer en el silencio, en la paz del contacto con tu esfera divina, con tu parte espiritual. Si bien puedes antes del silencio prolongar la sílaba OMmmmmmm, manteniendo el sonido de la “m”, hasta dejar que se disuelva en el silencio de la Meditación. Afirmación: Yo Soy un Ser espiritual en un cuerpo físico. Una forma sencilla de trabajar con los sonidos de los chakras, es recitar sus mantras mendiante la repetición de sus sílabas en Meditación, según vamos ascendiendo por la columna vertebral hacia el séptimo. Podemos empezar recitando en voz alta y luego internamente cada uno de los mantras (LAM, VAM, RAM , YAM, HAM, OM) hasta quedarnos meditando en silencio, sintiendo la vibración que estos sonidos producen en nosotros.